Top sellers

Sillas Ergonómicas 

La ergonomía estudia la influencia de las condiciones de trabajo en la productividad. De ahí que se aplique al diseño de productos y equipamiento, principalmente del lugar de trabajo, con el objetivo de maximizar la productividad al reducir la fatiga y el estrés. Una silla de oficina ergonómica es la que puede regularse a la medida de cada persona. Y es que en función de las características de la persona, sus distintas partes se adaptarán a ella. Las sillas ergonómicas son modelos que tiene una amplia configuración para llegar a alcanzar la postura correcta que debemos adoptar ante la mesa de trabajo o mesa de estudio. Las personas que pasan largas horas, frente a un ordenador, ya sea trabajando o estudiando, necesitan que la postura que adquieran sea la correcta. Es la única manera de prevenir lesiones musculares y problemas circulatorios, que son los más comunes cuando no se tiene una buena higiene postural.


¿Qué es una silla ergonómica?

Una silla, que se pueda considerar ergonómica, ha de tener una serie de requisitos imprescindibles para poder desempeñar el trabajo en la oficina de una forma segura y sobre todo saludable. Su  diseño debe adaptarse a las formas anatómicas y garantizar la comodidad.

Son varios los tipos de sillas de oficina que pueden reunir estas características: las sillas giratorias de oficina o estudio, sillones ejecutivos y algunos de los modelos de sillas gaming.

Una silla ergonómica es la mejor opción, sin duda, para aquellas personas que pasan mucho tiempo trabajando frente al ordenador. Las sillas ergonómicas son la mejor elección como silla de ordenador, una silla que protege tu salud y cuidará tu postura natural, al adaptarse al máximo a tu cuerpo y ayudar a adoptar una postura óptima para soportar las horas de trabajo frente al ordenador.

Características que debe tener una silla ergonómica

Regulación del respaldo

Todas las sillas ergonómicas deben tener el respaldo reclinable,  tener un sistema de basculación que permita relajar la espalda en algún momento del día en que podamos sentir que nuestro cuerpo lo necesita. El ajuste del respaldo al cuerpo es muy importante para que la columna quede en una alineación natural, sin ser forzada la postura, por eso todas las sillas llevan distintas opciones de  inclinación y de fijación en el ángulo perfecto para nuestra manera de sentarnos. Una espalda recta, no siempre es una espalda sana, debemos tener en cuenta la curvatura natural y que permanezca con una postura lo más correcta posible.

La regulación de altura del respaldo también es una de las opciones que deben llevar las sillas ergonómicas, para que toda la espalda tenga el apoyo suficiente y los hombros queden en una posición correcta, dentro del mismo respaldo.

Regulación de altura del asiento

Aunque hoy día, la práctica totalidad de las sillas giratorias de oficina o estudio tienen regulación de altura, esta es una de las opciones indispensables para una silla ergonómica. La posición de los antebrazos sobre la mesa de trabajo o estudio debe ser la correcta, para que las cervicales no adquieran una postura forzada. El antebrazo debe formar un ángulo recto para no estar forzando la musculatura en la parte alta de la espalda. Es muy importante la regulación acorde con la altura del usuario de la silla.

Regulación lumbar

Esta opción sí es una de las características imprescindible en una silla que ofrezca una ergonomía aceptable. El soporte lumbar permite regular la tensión en la zona baja de la espalda, tanto en profundidad como en altura. Esto permite que la zona lumbar quede con una sujeción lo más aproximada posible a nuestra postura natural.

Cabezal regulable

Esta opción no es imprescindible aunque sí aconsejable, sobre todo para usuarios que tengan una mayor altura, es una forma de evitar dolores en el cuello. Puede ser fijo, regulable en altura y basculante.

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Prices are tax excluded

Check out